Black Hat SEO: 5 tendencias que penalizan tu web

Black Hat SEO: 5 técnicas que penalizan tu Web

Se denomina Black Hat a las técnicas que se utilizan por medio del SEO (Search Engine Optimization) para engañar a los buscadores, y de esa manera obtener mejores resultados en las búsquedas. En general, lo que se busca alcanzar es un mejor posicionamiento de la web por medio de las keywords o palabras claves.

Evitá que Google te penalice con estas prácticas SEO:

Google es muy estricto con estas prácticas, y si bien es muy raro que cometamos algunas, es posible que caigamos en otras por error.

A continuación, les traigo una breve descripción de cada una, para que cuando nos topemos con el término sepamos de qué se trata. De esa forma evitaremos llevarlas a cabo a la hora de gestionar nuestro SEO:

Cloacking

Es la práctica más penalizada por Google. Consiste en mostrar contenido diferente a los usuarios y a los bots buscadores de forma tal de engañarlos. Así, una página puede generar un código de programación para los buscadores relacionado a cualquier contenido. Y cuando el usuario ingresa se encuentra con una página por ejemplo, de pornografía.

El cloacking es sobre lo que Google en particular está más encima todo el tiempo. Este recurso es fuertemente rechazado si se encuentra, y genera puntajes muy negativos a la hora de rankear tu página. Puede utilizarse para casos extremos, como el que comenté anteriormente. Pero también puede emplearse para atraer al público con páginas y contenidos “de moda” para luego llevarlos al verdadero destino.

Keywords Stuffing

Esta es quizás la práctica más común para los usuarios. Consiste en el mal uso de las palabras clave en el contenido de una web. Puede ser a través de

  • sobre saturación de keywords sin relación alguna con el contenido,
  • por el empleo de keywords en URLs o metatags que no tengan relación con el contenido,
  • por una múltiple cantidad empleadas en una misma página, entre otras.

Es muy frecuente que se intente saturar el contenido de la palabra clave, ya que cada vez que se encuentra presente en el texto, refuerza su posición. Sin embargo, si la redacción del artículo no sigue los cursos naturales, Google podría penalizarte por saturar sin ningún propósito.

También puede suceder que querramos posicionar la página web por un montón de palabras claves. Intentar que figure en todos lados es mal visto por el buscador, que entiende que es una forma de hacer trampa. Lo ideal es posicionar la página por una o dos palabras claves, y en ningún caso por más de seis.

Contenido duplicado

Lógicamente, “robar” otros artículos y copiarlos en tu página web es una práctica muy penalizada por Google. Y aún así, es de las cosas más vistas en Internet.

Spammear

¿Cuántas veces hemos tratado de que ingresen a nuestra página comentando en otras páginas o blogs? Es un error típico de principiantes, pero que tiene muchas consecuencias a nivel de ranking de tu web. Así que la próxima vez que estés pensando en copiar y pegar tu URL ¡abstenerse!

Backlinks comprados y páginas puertas

Una de las formas más sólidas de posicionar tu página es a través de la construcción de una buena red de backlinks. Esto refiere a que otras webs deriven a la tuya a través de links. Pero para que estos links funcionen, deben ser de calidad (si una página está bien rankeada, su link valdrá mucho más) y no deben ser vacíos (un link como pantalla no sirve, debe estar atado a un contenido). Desde que se sabe que esta forma es muy útil a la hora del posicionamiento SEO, se suele comprar backlinks para que deriven a otra página web. Lo cierto es que si estás pensando en algo similar a ello, no te lo recomiendo. Si Google se da cuenta de esto, puede producir el efecto contrario.

Relacionado, las páginas puerta son construcciones de páginas web que sirven de vidriera para enlazar a otra. Se crean con el objetivo final de atraer al público con algo especial y llamativo. Una vez captado el mismo, se deriva a la página web.

Por supuesto que todas estas situaciones si bien son penalizadas, también pueden usarse para “jugar” un poco con los buscadores e intentar posicionarse. Para quienes lo hacen, reciben el nombre de black hatters. Lo recomendable es seguir las técnicas permitidas por Google y los buscadores para posicionamiento SEO, y evitar caminar por el límite de la cornisa. Una penalización puede tirar abajo meses de trabajo en SEO, y realmente hay que tener presente si vale o no la pena eso.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat