Siete Preguntas posibles en una entrevista laboral

Siete preguntas posibles en una entrevista laboral

Si estás por tener una próxima entrevista laboral, seguramente alguna de estas siete preguntas pueden tocarte. Te contamos un poco qué pretenden los reclutadores y cómo podés destacarte a la hora de auto venderte.

La entrevista laboral es el próximo paso una vez que te han contactado por tu CV. La mayoría de las veces una sola entrevista no basta, lo más razonable es que mínimo sean dos. Las empresas más grandes gestionan la primera con el área de recursos humanos o una consultora intermediaria en primer lugar.

Por lo que es importante a la hora de pensar en una entrevista prepararse para la persona que nos va a entrevistar: tratar de saber quién va a ser, qué cargo ocupa y algún dato de interés que nos pueda servir para entablar una conversación más relajada. Lo ideal es que se genere un clima lo más distendido posible (sin entrar en la informalidad). La tensión se siente y puede llegar a jugar en contra del entrevistado.

También es necesario conocer a la empresa a la cual solicitamos el puesto. Saber a qué se dedica la empresa, si tiene otras sucursales, cuáles son sus productos, etc. No sólo es lo más lógico sino que el hecho de no tener idea de estos datos puede dejarnos muy mal parados.

¿Cómo destacarte en una entrevista laboral?

Por eso, el posteo te trae siete posibles preguntas que pueden hacerte casi con seguridad en cualquier primera entrevista laboral, y siete respuestas tentativas:

  • Contame sobre vos: 

    Remitite a lo profesional y no a lo personal. Al entrevistador en una primera entrevista es casi por cantado que no le interesa saber cosas personales de vos. Esas preguntas se dan más adelante, probablemente para una segunda entrevista, cuando ya te estén considerando más en serio. Esta pregunta aprovechala para brindar una introducción que sea breve pero que llame la atención y produzca un plus que invite a seguir preguntando.

  • Virtudes y defectos: 

    En cuanto a las virtudes, tratá de buscar aquellas que sean más útiles al puesto en cuestión. Respecto a los defectos, buscá preferentemente defectos que no sean catalogados como virtudes. “Soy muy perfeccionista” o “trabajo demasiado”,  son defectos que la mayoría de los entrevistados dicen y que no remiten a nada. Tampoco utilices aquellos que puedan perjudicarte en las relaciones interpersonales como “soy muy tímido” o “me cuesta relacionarme con el otro”. Hablá siempre de tus defectos porque somos personas e imperfectos, pero contá también qué medidas tomaste para mejorar.

  • Contame de tu experiencia profesional: 

    Lo primero que te hacen contar en una entrevista laboral es tu experiencia anterior. Cómo te desenvolviste en los trabajos anteriores. Focalizate más que en los puestos, en los roles que ocupaste, las responsabilidades que desempeñaste y sobre todo, en los logros. Mostrale a tu entrevistador qué podés aportar a la empresa.

  • ¿Qué esperás de este puesto? 

    Esta es una pregunta doble filo. Responderla bien te puede abrir la puerta para una segunda entrevista, pero responderla mal puede hacer que te quedes fuera del proceso. Ellos esperan mucho de tus expectativas. Tratá de pensar esta respuesta antes de la entrevista laboral. Sé sincero pero también tené en cuenta que cosas como “ganar dinero” no es la mejor opción. La mayoría de las empresas hoy en día buscan entusiasmo, proactividad y compromiso.

  • ¿Dónde te ves en 5 o 10 años? 

    Considerá que para las empresas es muy necesario saber qué proyectás para tu vida profesional y personal, y ver si los valores y las expectativas pueden ser acordes a la cultura organizacional.

  • ¿Qué sabés sobre nosotros? 

    Muchos optan por contarte a qué se dedica la empresa, pero hay muchos otros que prefieren saber qué conocimientos tenés y sobre todo, si has averiguado sobre ellos antes. La preparación es fundamental en una entrevista personal.

  • ¿Por qué te fuiste de tu anterior trabajo, o por qué querés dejarlo? 

    Acá la sinceridad sí no es recomendable en el caso que la respuesta deje mal parada a la empresa. Nunca digas algo que pueda perjudicar a tu anterior jefe y mucho menos transformes esta pregunta en una catarsis de quejas. “Crecer profesionalmente”, “desarrollarte en otros medios” o “trabajar en un puesto más orientado a lo que me gusta” puede servir para que salgas airoso de la situación.

Por supuesto que cada entrevista es un mundo diferente, y tiene mucho que ver con la personalidad del entrevistador y del entrevistado. El mejor consejo es relajarse y disfrutar del proceso, tratando de ser lo más natural posible.

Sin embargo, si alguna de esas preguntas te tocan en tu próxima entrevista, ya estás más preparado para sortearlas.

Espero que les haya servido, y ¡hasta la próxima semana!

 

 

1 comentario en “Siete preguntas posibles en una entrevista laboral”

  1. Pingback: Construí tu marca personal con la teoría del Iceberg - Marca Digital

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat